Cuando tomar decisiones se dificulta

Hoy en día, muchos jóvenes sufren por tener demasiadas opciones para elegir. La siguiente comparación nos ayuda a entender. Cuando la generación de mi papá estaba en la edad de elegir su profesión, tenían unas 5-10 opciones: ordeñar o criar vacas, ser carpintero, profesor y algunas más. Yo ya tenía cientos de opciones para elegir. Y cada vez hay más como youtuber o influencer. Aquí viene el dilema:

Muchos jóvenes postergan decisiones importantes por el miedo de perderse algo mejor.

Entonces, lo que hacen es probar opción A, si ya no da gusto, prueban opción B y así van saltando de una carrera a otra o de una novia a otra. Y no se dan cuenta que este estilo de vida, a la larga produce más sufrimiento que perseverar en una cosa.

Estimado joven, te voy a revelar un gran secreto: No existe el trabajo ideal, ni la novia ideal. Al elegir una opción, siempre te decides por un combo de ventajas y desventajas. No podrás evitar que las opciones no elegidas tendrán ciertos aspectos más atractivos.Justamente a eso se refiere Jesús, cuando dice:

“El que quiera seguirme, que tome su cruz.”

Esa cruz son las consecuencias desagradables por someter mi vida a la voluntad de Dios. Pero al perseverar nos daremos cuenta que fue la mejor opción.Así que, sé valiente. No postergues más de lo necesario decisiones importantes y persevera en ellas.

¡Que Dios te bendiga!